Tratando a las personas mayores con el máximo respeto

Otro aspecto clave cuando se brinda la mejor atención en el hogar es simplemente consultar con la persona mayor que está bajo cuidado con respecto a sus preferencias y a la toma de decisiones. Algo tan simple como preguntarle cuáles son sus preferencias con respecto a la comida, el dormir u otras rutinas cotidianas puede ser de gran ayuda y hace la vida, de aquellos que reciben atención diaria, más agradable. Tratar a las personas mayores con el mayor respeto y tomar en cuenta su opinión puede ser invaluable cuando se trata de una atención domiciliaria de calidad.