Libertad e independencia

Así mimo, el cuidado en el hogar ofrece a los pacientes la oportunidad de recibir atención personalizada y genuina, que de otra forma no sería posible. El cuidado en el hogar también es único, ya que permite que los pacientes continúen recibiendo atención de su propio médico. En muchos sentidos, el cuidado en el hogar brinda a los pacientes el mayor nivel de libertad e independencia. Lo más importante es que los pacientes que disfrutan del cuidado en el hogar permanezcan involucrados en sus actividades cotidianas, al nivel que lo permite su salud personal. Aquí en SAFS nos dedicamos a contratar solo al personal más calificado para brindar este nivel de servicio y así lograr la verdadera libertad e independencia.