Basándose en el trato personal

Este es un aspecto importante y esencial en el cuidado de calidad ya que ayuda a las personas mayores a sentirse más cómodas y seguras. Lo más importante es conocer a cada individuo de manera personal porque es la mejor forma de garantizar la más alta calidad en el cuidado. Esto, combinado con la confianza y el respeto mutuo, puede contribuir en gran medida a garantizar que las personas mayores estén felices, contentas y sanas. Establecer una relación sólida de esta manera,  puede en realidad facilitar el proceso de recuperación y también contribuir a la salud y el bienestar general.